miércoles, 20 de agosto de 2008

Batman: The Dark Knight


He estado tentado a decir que The Dark Knight es la mejor película que he visto, pero no lo diría porque creo que no se puede clasificar así las experiencias estéticas. Lo que sí puedo decir es que me impactó mucho. Para alguien con delirios existencialistas es un deleite contemplar esa imagen de un héroe que es estrictamente humano, que actúa a través del dolor, el miedo y la rabia, tratando de construir y de acoplarse a un ideal trascendente de justicia.


Quizá lo más interesante de la película, desde el punto de vista filosófico, es la confrontación de esa imagen de héroe con la legítima posibilidad del caos, que encarnan El Guasón y Dos-caras. Si descubrimos que no hay valores ni deberes preestablecidos en relación con la experiencia humana, ¿qué nos obligaría a adoptar imperativos morales? El guasón sencillamente responde "nada". Dos-caras, por otro lado, es alguien a quien la vida lleva a pensar que, en un mundo tan caótico como el nuestro, el azar parece ser un principio moral justo.


La saga de Batman concebida por el señor Christopher Nolan (foto) es absolutamente magistral, como lo es especialmente el personaje del guasón, más allá de los homenajes póstumos a Heath Ledger. Se está insistiendo en que Ledger debería obtener el Oscar. Creo que estaría bien, aunque también me persuade la opinión de Hansel en su reseña:
"¿El Oscar para Head [sic.] Ledger? No se lo merece.
Para el [sic.], hay que conseguirle ¡Una palma en Cannes
y no ese pinche premio que cualquiera puede tener! [sic.]"
Si comparten la fiebre de Batman, quiero remitirlos a cinco lugares -aparte de la película-:
1) Los cortos animados The Gotham Knight
2) La historia que escribe Santiago Marín: Batman: black or white (I/II)
3) La reseña de Drakecomics: máscara contra caos.
4) Una nota curiosa de Patiño: La letra G no es para Gotham.
5) Una burla muy inteligente a los errores de la película: The Abridge Script

------------------------------------------------------

Post Scriptum


Esta nota iba a ser mucho más larga originalmente, pero no supe cómo articularla. Quería hablar sobre el especial tipo de héroe que es Batman. Precisamente, el primer comentario que me hicieron (de Yesid Martínez), me invita a hablar sobre eso, así que lo intentaré:

¿Necesitamos héroes?

Existe un cliché entre los humanistas a propósito de la necesidad de héroes: dicen que los superhéroes contemporáneos corresponden a los antiguos dioses y semidioses ancestrales. Según ese cliché, los héroes encarnan la necesidad que sienten los seres humanos por identificarse con algo más grande que ellos, que sirva de modelo para actuar.

Creo que hay algo de cierto en eso, pero encuentro que Batman es un héroe muy particular: no tiene ningún superpoder. Es adinerado, pero eso no lo hace sobrenatural, ni es la cualidad que se le envidia en tanto que héroe. Es una persona común y corriente, llena de emociones "adversas". Es -insisto- demasiado humano.

Joseph Cambell escribió un libro que se llama la "el héroe de las mil caras: psicoanálisis del mito", donde sostiene que todas las leyendas de héroes son básicamente la misma, como variaciones a un mismo tema (muchas historias. La leyenda del caballero de ciudad gótica encaja muy bien en los arquetipos de los que habla Cambell (partida-iniciación-retorno), sólo que, normalmente, en el exilio del héroe, éste descubre su poder sobrenatural y tiene ayudas divinas . El héroe regresa y se consolida como una imagen a través de la cual trabajan fuerzas extraordinarias. Pero en Batman no trabajan dichas fuerzas, éste héroe aprendió a actúar a través de emociones humanas básicas: el dolor, la rabia y el miedo. No puede superarlas ni compensarlas con poderes extraordinarios. Pero tampoco se deja gobernar por ellas.

Por otro lado, la relación de este héroe con sus "figuras protectoras" es muy particular: su lacayo Alfred es su mejor consejero
, está en total desacuerdo con el mandato último de su maestro Ra's al Ghul (Batman Begins) y Cassandra no es una maestra legítima y no le puede enseñar todo lo que le necesita (Working through pain).

Casi todos los héroes, además, están destinados por naturaleza a ser héroes, o acaso se encuentran con su heroismo casi por casualidad. Pero a Bruce Wayne no lo picó una araña radioactiva. Él "debería" ser realmente un magnate excéntrico y "playboy", pero, en cambio, decidió intentar hacer lo que debería hacer, adoptando su vida social y personal como una máscara.


Puede que nuestro "inconsciente colectivo" nos tiente a inventar héroes para ocultar nuestras imperfecciones, pero Batman sería un héroe que reivindica las imperfecciones humanas y, aún así, no se excusa en ellas. He ahí su heroismo. Necesitamos héroes de este tipo.

4 comentarios:

yesid dijo...

ke + hermano... ps seee le kedo bn escrito el articulo!... aunque puedo destacar aun no siendo fanatico de batman, ke la pelicula me sorprendio por la trama que desprende, dentro de un contexto previo...

ademas con caracteristicas culturales muy cercanas a las nuestras!... claro!... no en relacion de costumbres, si no mas bn a la forma en la que se desarrolla el caos dentro de una urbe con tampocos simbolos y significados...los cuales se han perdido con el paso del tiempo!

tal vez la pregunta ke io como un simple lector... o mas bn digamolo como una persona comun y corriente ke le surgen dudas de la nada!....xP... seria:

cree usted ke los seres humanos necesitamos un heroe... o ke nos inventamos escusas y no encontramos salidas para justificar nuestros errores?

shaikai dijo...

Me parece injusto decir que se han inventado héroes para ocultar imperfecciones humanas. ¿No nacen precisamente porque existen las imperfecciones, y como modelos de la superación de las mismas?

Ahora, tengo un problema con la idea de que necesitemos superhéroes como Batman. Mi problema es si de veras es un héroe. Porque de acuerdo con el resto.

Sergio Andrés Henao López dijo...

Si entendemos que un héroe es una imagen de perfección humana, un ser bendecido por el destino o por los dioses, pues Batman no lo es. Pero quiero señalar que ese tipo de héroes no tiene ningún mérito: su único acto de valentía es aceptar lo que están destinados a hacer.

Hablemos de "héroes del mérito": personas cuyos actos de valentía residen en la constante construcción de su destino de acuerdo a aceptación de ideales de deber. Dentro de estos héroes de mérito existiría una categoría más heroica, de "doble mérito": aquellos que, haciendo conscientes de que no existen ideales de deber "eternos" que sirvan como pautas de acción, se enfrentan valientemente a la tarea de tratar de construir también dichos ideales desde el ámbito de la experiencia humana, y los intentan construir con sus actos. A esta categoría pertenecería Batman.

Resulta de todas maneras muy curioso que este héroe de doble mérito tenga que construir también la parafernalia de una doble identidad, y que esto lo lleve a a desear un "héroe real" (Harvey Dent). Un héroe que necesita un héroe....

yesid dijo...

jejeje!... ps no me parece... creo de hecho nadie estaba pidiendo a gritos un heroe, tal vez no haria esto, no por hacer un favor a los demas... si no para demostrar tal vez la excentricidad de una persona?...

y ke a su vez tiene tanto ego para proclamarse o realizar acciones que nadie dijo hagalas?... por otro lado se le aplaude el hecho de ke tomara la iniciativa pero x otro lado... no es un tanto egoista respecto a ke opinan los demas?...

me gusta este debate sergio... andare pendiente de esto como hasta el momento!